Té verde y embarazo.

¿Conoces las ventajas que puede suponer beber té verde durante el embarazo? Además de aportar energía y contribuir en la eliminación de líquidos, el té verde ayuda a madre e hijo a relajarse y a reducir el estrés. ¿Quieres saber más? En este post te explicamos la relación positiva entre té verde y embarazo. 

A menudo, las madres se preguntan qué bebida es más adecuada para consumir durante el embarazo. La necesidad de hidratarse es constante y necesaria y las bebidas azucaradas no son precisamente la mejor opción.

 

New Call-to-action

 

Los gases de las bebidas carbonatadas resultan incómodos e incluso dolorosos y el alto contenido de azúcar que contienen este tipo de bebidas está incitando cada vez más a pensar en un consumo más saludable para madres e hijos.

Es por eso que muchas madres se han dado cuenta de que opciones como el té verde son una elección acertada, tanto para ellas como para sus hijos. Sus múltiples propiedades y su poder estimulante y refrescante, contribuye cada vez más a que se decanten en su elección.

¿Pero cuáles son exactamente esas propiedades y por qué se recomienda el consumo de té verde en madres embarazadas? Su función diurética es la clave de su atractivo.

Durante el embarazo, debido al aumento de la hormona progesterona, la mujer tiende a retener líquidos. Es por eso que una bebida diurética es altamente recomendable.

Al no contener gas, ni azúcar, el té verde es mucho más saludable que cualquier otra bebida carbonatada. Sus múltiples propiedades es otra de las razones para consumir té verde durante el embarazo.

 

Propiedades del té verde:

  • Es regenerador: El té verde contiene un antioxidante muy potente que contribuye a la regeneración de las células. Es por eso que se considera un fuerte aliado de la belleza al combatir el envejecimiento. Además, se considera adecuado para las mujeres que desean concebir.
  • Es diurético: Combate la retención de líquidos y por tanto colabora en mantener el peso a raya. Eliminar líquidos es vital durante el embarazo para evitar molestias, dolores y calambres físicos.
  • Equilibra los niveles de glucosa en el cuerpo: Esto es beneficioso tanto para madres, como para hijos. Mantener unos niveles de azúcar apropiados en la sangre colabora en la prevención de enfermedades como la diabetes.
  • Reduce el colesterol: Debido los polifenoles que contiene, ayuda a bajar el colesterol “malo”.
  • Mejora la salud dental: Combate la caries y previene la periodontitis. Además, fortalece las encías previniendo así su inflamación.
  • Reduce el estrés: Aunque aporta energía y vitalidad, combate el estrés regulando el sistema nervioso y equilibrando los estados emocionales.

 

¿Cuándo debo tomar el té verde?

El momento adecuado para consumir el té verde siempre depende de nuestras propias necesidades.

Una taza de té durante el desayuno, sustituyendo el café diario, es una buena forma de incluir el té en nuestra dieta y beneficiarnos de sus propiedades. Además de ella obtendremos energía y nos mantendrá despiertos.

Una taza antes de comer contribuirá a nuestra hidratación y disminuirá ligeramente nuestro apetito. Una taza después de comer facilita la digestión y nos da energías para continuar la tarde.

No se recomienda beber té durante la cena, ya que puede producir dificultades para conciliar el sueño. Por la noche, lo más recomendable es consumir una infusión relajante.

Es necesario destacar que no se recomienda exceder las tres tazas de té al día. Y es que, aunque contiene menos cafeína que el té negro o el té rojo, el té contiene teína y debemos ser cautelosas debido a nuestro estado excepcional.

 

¿Conocías las ventajas de beber té verde durante el embarazo? ¿Has probado a llevar tu té verde en tu propia taza térmica?

El té verde es un gran aliado en múltiples circunstancias, especialmente, el embarazo.

Y además está riquísimo. ¿Qué más se puede pedir?

 

New Call-to-action