te verde con hierbabuena

El té verde tiene una larga historia, y ya era un fiel compañero de nuestros ancestros. Es de entender, pues, que encontremos mil y una manera de tomarlo, y eso incluye las mezclas con otras hojas para mejorar a un más sus propiedades beneficiosas. Este es el caso del té verde con hierbabuena.

Empezar a tomar té a diario es uno de los cambios más saludables que puedes hacer en tu dieta. Las infusiones nos aportan muchísimas propiedades de calidad, y el té verde y la hierbabuena son dos claros ejemplos de ello.

 

Las propiedades del té verde

El té verde es la bebida ideal para adelgazar. La cafeína y el polifenol EGCG que contiene estimulan y aceleran la quema de energía y previenen la absorción de más grasas. Además de ser la mejor manera de evitar las bebidas azucaradas y sus calorías indeseadas.

 

New Call-to-action

 

Tomando té verde, también incorporamos muchas otras propiedades a nuestro metabolismo. Tales como una buena dosis de antioxidantes y de antibacteriales (catechina), y la teanina, remedio natural anti-estrés.

Sus propiedades diuréticas nos ayudarán aún más a promover la correcta circulación de líquidos en nuestro cuerpo, desechando todos los líquidos acumulados y ayudando a los riñones en la eliminación de toxinas.

 

Té verde con hierbabuena: ¡aún más propiedades!

A todas estas cualidades, aún podemos añadirle más propiedades al té verde si le añadimos unas hojas de hierbabuena. La hierbabuena añade, por supuesto, un sabor intenso a la bebida Pero también un montón de propiedades beneficiosas que se concentran cuando tomamos té verde con hierbabuena.

El aporte de sabor se debe al mentol. Se trata del compuesto oleico que encontramos también en la menta y que concentra la mayor parte del sabor y aroma.

La hierbabuena es relajante e incluso se ha usado a menudo como calmante del dolor. Es especialmente útil para paliar las molestias de la indigestión, así como las náuseas. Si comes demasiados alimentos grasos en la comida, no lo dudes, y hazle un favor a tu estómago con un té verde con hierbabuena.

A la vez, al paliar los dolores leves, la hierbabuena puede ayudar a mejorar el rendimiento físico en los entrenamientos.

Además, como el té verde, la hierbabuena es un buen aliado para adelgazar. Prueba de ellos es que el mentol también lo encontramos en muchas cremas  y demás productos estéticos.

Por último, también hay que destacar que es un buen remedio natural para la halitosis. No sólo porque aporta un aroma refrescante, sino porque el mentol contiene propiedades antibacterianas que, además, te ayudarán a proteger mejor tus dientes.

 

La importancia de los productos naturales

Hay que tener en cuenta que, si queremos absorber todas estas propiedades, los productos deben ser naturales. Si compramos té verde en polvo y hierbabuena en polvo, y los mezclamos juntos, quizás consigas un poco de sabor, pero en esa taza habrá muy pocas propiedades naturales.

Así pues, hazte con hojas de hierbabuena frescas para añadirlas a tu té verde natural. O mejor aún, cuida de una planta de hierbabuena en casa, ¡y tendrás siempre sus hojas a mano!

 

New Call-to-action