teina

El té, acompañado de su inseparable teína, es una de las bebidas más valoradas del mundo. Debido a su carácter medicinal, sus variadas propiedades y tipos y la concepción mística de su consumo, ha formado ritos y tradiciones a lo largo y ancho de todo el mundo.

¿Cuál es el origen del té?

Aunque varias culturas se adjudican el mérito de haber descubierto esta deliciosa bebida, China parece haber sido la que extendió el consumo al mundo. Cuenta la leyenda que el emperador Shen Nung lo descubrió mediante una coincidencia. Mientras hervía agua bajo un árbol, el viento arrojó un par de hojas dentro del recipiente. Al probarlo le gustó y así nació el té.

Sin embargo, India o Japón tienen sus propias leyendas para explicar el origen del té. Estos tres gigantes del consumo, han desarrollado auténticas ceremonias y rituales de consumo.

La cultura del té en Japón:

En el caso del país nipón, tenemos la famosa “Ceremonia del té”. Tradicionalmente tenía lugar en las denominadas “casas del té” que aunque no todos podían permitirse tener una, éstas se extienden a lo largo de todo el Japón. Además, la casa del té es el lugar dónde se aprende la cultura del té: cómo comportarse, cómo servirlo, cómo beberlo, que se puede decir o hacer o qué no durante la ceremonia, son algunos de los aprendizajes a recibir. El camino del té es una filosofía de vida que se aprende durante toda la duración de la misma.

Descargar guía gratuita

El té: Una bebida del día a día

Es de sobra conocida la relación del japonés con el té. Estrecha, íntima y veraz. Es muy común en Japón ver a la población beber té a cualquier hora del día, acompañando tanto de dulce, como de salado. El té verde es el favorito de los japoneses y lo acompañan de unos dulces tradicionales conocidos como Wagashi, elaborados con productos vegetales.

Es también servido, como acto de hospitalidad o agasajo hacia un invitado. Es común que algunos restaurantes populares lo sirva gratis a sus clientes. Debido a las propiedades medicinales que se atribuyen a la teína, el consumo de té se ha extendido por todo el mundo y es representativo de países como el Reino Unido.

¿Qué tipos de té son los más consumidos? ¿Cómo afecta su teína?

  • Té negro: El favorito de los ingleses. Contiene un alto nivel de teína. Se le adjudican beneficios como la mejora de la agilidad mental y la memoria. También se usa para bajar la presión arterial, prevenir diversos tipos de cáncer y evitar la aparición de la osteoporosis.
  • Té verde: El preferido de los japoneses. Su sabor es muy característico y por su fuerte poder antioxidante se le atribuyen propiedades rejuvenecedoras. Además su alto contenido en teína nos ayuda a mantenernos despiertos. Reduce el estrés, estimula el sistema inmunitario y reduce los niveles de glucosa en la sangre.
  • Té Oolong o té azul: Procedente de China, tiene menos teína que el té negro. Es perfecto para el mediodía. Se le conceden propiedades estimulantes y antioxidantes. También facilita la digestión y es diurético.
  • Té Rojo: Este té debe sus variadas propiedades a su doble fermentación. Combate el colesterol “malo” presente en nuestro sistema sanguíneo. Colabora a facilitar una buena digestión y acelera el metabolismo.

 

El té es una fabulosa bebida y muchos se han rendido a ella. Su principal componente, la teína es un gran aliado para nuestra salud. Además, el frío invita a tomar una taza de té caliente y disfrutar como un auténtico japonés de este delicioso ritual que todos deberíamos implantar en nuestra rutina.

¿Una taza de té al día? O dos, o tres. Imagina todos los beneficios. ¡Y qué rico está! Mmm…

No dudes en compartir con nosotros tus dudas o comentarios. Por cierto…¿Qué té te gusta más y por qué?

New Call-to-action