Té rojo

El té rojo contiene múltiples propiedades, entre las que destacan su poder diurético, adelgazante y digestivo. Junto al té verde, es uno de los mejores aliados para eliminar líquidos y depurar el organismo. ¿Conoces las ventajas de consumirlos?

El consumo habitual de té está muy extendido en países asiáticos. Tomar tres tazas de té al día puede parecer excesivo, pero es un hábito que puede prevenir enfermedades y aportarnos múltiples beneficios.

El té rojo, destaca por sus propiedades depurativas, antioxidantes y digestivas. Cambiar el café diario por una taza de té rojo, o de té verde, contribuirá a que nos beneficiemos de las propiedades que pueden aportarnos.

 

New Call-to-action

 

Propiedades de té rojo:

  • Estimula el sistema inmunológico: Fortalece el sistema y lo estimula. Es por eso que ayuda a prevenir catarros.
  • Facilita la digestión: Resulta apropiado para estómagos delicados debido a su composición, que contiene taninos. Éstos protegen las paredes del estómago.
  • Contiene propiedades adelgazantes: Los polifenoles son catequinas que estimulan el metabolismo, favoreciendo la quema de grasas. Es por es que contribuye a la pérdida de peso.
  • Es altamente depurativo: Facilita la eliminación de líquidos y toxinas del organismo. Al eliminar más fácilmente líquidos, evitamos estados indeseados de obesidad.
  • Combate el cansancio: Estimula el sistema nervioso y por eso aporta energía. Es apropiado para estimular mente y cuerpo.
  • Reduce el colesterol: Contribuye a equilibrar y a reducir tanto los niveles de colesterol como los triglicéridos. Previene, asimismo, la hipertensión y las enfermedades coronarias.

 

¿Cómo debo tomar el té rojo?

Lo ideal es sustituirlo por el café que tomamos a diario. Se recomiendan tres tazas diarias. Añadir alguna especie o raíz, como la canela o el jengibre, potenciará sus facultades diuréticas y adelgazantes.

  • Por la mañana: Puedes tomarlo en ayunas para contribuir a la aceleración del metabolismo. Acompáñalo de tostadas integrales, untadas en tomate y aceite de oliva virgen extra. Añade una pieza de fruta y tendrás el desayuno completo.
  • Durante la comida: Acompaña tu comida de rojo. Verás que bien te sienta beber algo templado mientras comes. Algo de pescado y verdura al vapor casan muy bien con el té rojo. También puedes tomarlo después de comer, esto facilitará la digestión.
  • Antes de cenar: Un rato antes de cenar, bebe una taza de té rojo. Sentirás menos apetito durante la cena y estarás más relajado. Esto producirá que comas menos. Las cenas deben ser ligeras y saludables. Las ensaladas, las carnes blancas y los pescados al horno (papillote) o al vapor serán tus mejores aliados.

 

El té rojo, junto al té verde, son dos de nuestros aliados más poderosos. Con sus propiedades antioxidantes, diuréticas y adelgazantes pueden contribuir a mantener nuestra figura y a cuidar de nuestra salud.

Adquirir el simple hábito de tomar tres tazas al día nos ayudará a perder algo de peso. Nos notaremos con más energía y dispuestos a acabar con todas las tareas que tenemos pendientes.

¿Has probado a incluir el té rojo o el té verde en tu dieta habitual? La necesidad de cuidar de nuestra salud nos hace indispensable que adquiramos nuevos hábitos saludables.

Aunque para ello debamos probar cosas nuevas.

 

New Call-to-action