propiedades de la soja

La soja es una legumbre consumida por el ser humano desde hace muchos siglos. Es muy nutritiva debido a su alto componente en fibra, minerales y vitaminas. ¿Conoces las diferentes variedades en que puede ser consumida? Las propiedades de la soja son muchas…¿Quieres conocer algunas?


Descargar guía gratuita
La soja puede ser consumida tal y como es (habas) y también mediante sus derivados, éstos son, la salsa de soja, la leche de soja, el tofu, miso, tempeh… La soja contiene un alto nivel proteico, es por eso que vegetarianos y veganos la usan como sustitutivo de la carne.

Principales propiedades de la soja:

  • Mejora el funcionamiento del sistema circulatorio.
  • Disminuye los niveles del colesterol malo y los triglicéridos. El alga nori también tu aliado aquí.
  • Mejora el estado del sistema arterial.
  • Combate los estados tiroideos impidiendo la fijación del yodo en la glándula del tiroides.
  • Fortalece los huesos (principalmente el tofu y la leche de soja) por tanto combate la descalcificación de los huesos.
  • Disminuye los sofocos en la etapa menopáusica.
  • Estabiliza los niveles de azúcar en la sangre.
  • Al ser rica en fibra mejora el sistema digestivo combatiendo el estreñimiento.
  • Contiene gran cantidad de potasio lo cual contrarresta el sodio, fomentando la acumulación de líquidos. Esta propiedad la comparte también con el alga nori. 

Ahora que ya conoces las propiedades de la soja, vamos compartir contigo algunas curiosidades de la salsa de soja. Uno de los productos más utilizados en la gastronomía japonesa. Aunque su uso ha sido expandido a lo largo y ancho de todo el mundo.

Algunas curiosidades sobre la salsa de soja:

¿Sabías que los japoneses no utilizan la sal para cocinar? En su lugar usan la salsa de soja para dar sabor y también color a su infinidad de platos. Hoy vamos a compartir algunas peculiaridades de la salsa de soja y de los japoneses a la hora de cocinar. ¡Vamos allá!

Es importante recordar que, en la gastronomía japonesa, todos los detalles están cuidados al máximo. La salud y la estética es muy importante a la hora de elaborar cualquier plato japonés. El japonés come con los ojos, la comida, por tanto, debe ser atractiva.

La importancia de la salud, y de la nutrición es el motivo principal por el cual los japoneses no utilizan sal en sus elaboraciones. La sal contiene sodio y este en demasía colabora a la acumulación de líquidos, así como a la subida de la tensión arterial.

Es por eso que la soja actúa como un sustitutivo perfecto. Su sabor actúa como potenciador de los platos japoneses. Sin embargo, no debemos inundar toda la pieza en la salsa de soja. Lo ideal es darle un pequeño toque, sin que la salsa llegue a tocar el arroz.

La salsa de soja se usa para acompañar las comidas, aportando sabor. No hay que usar demasiada porque hacerlo salaría demasiado nuestra comida. Por cierto, es de mala educación dejar sobras o comida en el plato o cuenco. La sociedad japonesa es muy ahorrativa y ven mal tirar la comida.

Ahora que ya sabes un poco más sobre la soja… cuéntanos, ¿Conocías todas sus propiedades? ¿Qué derivados de la soja has probado?

Cuéntanos sobre tus intereses, estaremos encantados de leerte y compartir contigo la experiencia.

New Call-to-action