meriendas fitness

Todo aquél que empieza a ir al gimnasio sabe que el ejercicio, sin una buena dieta que lo respalde, sirve de poco. Es por eso que hoy queremos ayudarte con un par de ideas a que sigas una buena dieta, sobre todo si lo que pretendes es conseguir un cuerpo de Adonis. En este artículo hablaremos de las meriendas fitness, esas grandes olvidadas por muchos y que son tan importantes.

La importancia de las meriendas fitness

A cualquier dietista o médico al que le pregunten responderá que lo correcto es comer 5 veces al día. Habrá dietas que incluso planteen distribuir la comida en 6 veces, por lo que ¿a qué viene esa manía que tienen algunos de saltarse la merienda? Si lo que queremos es quitarnos la grasa de encima para empezar a ganar músculo, lo que tenemos que hacer no es comer menos veces, sino comer mejor. En todo caso ingerir menos en cada comida y distribuirla mejor, pero nunca eliminar una de ellas.

New Call-to-action

La lógica detrás del no saltarse ninguna comida es sencilla. Mientras estas digiriendo también estás quemando grasas, ya que tu metabolismo tiene que asimilar la comida. Además, si distribuyes los mismos alimentos en más tomas, la digestión será más fácil y, por lo tanto, castigas menos a tu organismo. También evitas el efecto “atracón”, ya que al ingerir de forma regular a lo largo del día, no llegas a ninguna comida famélico y con ganas de devorar todo lo que te pongan delante. Por lo que, insistimos ¡las meriendas fitness son importantes!

Sugerencias de meriendas fitness

Lo ideal seria que escogieras una merienda fitness en función de los nutrientes que te falten. Con esto queremos decir que si un día ya has llenado el cupo de carbohidratos, no meriendes avena, por ejemplo. La clave, como en todo, está en el equilibrio y la harmonización de los nutrientes. Del mismo modo, te recomendamos que, al contrario de lo que en muchas páginas y foros se publica, evites los batidos. Intenta optar, siempre que puedas, por alimentos naturales para que los nutrientes estén lo menos procesados posible.

En cuanto a lo que puedes tomar para merendar, las opciones son casi infinitas. A continuación te damos algunas ideas para que puedas escoger lo que más te apetezca cada día (y mejor se acople a tu dieta):

  • Frutos secos (sobre todo nueces y almendras) acompañados de un yogur
  • Una taza de té verde acompañado de un bocadillo pequeño de pan integral (de pavo sería lo mejor, proteínas y poca grasa)
  • Avena con leche y una pieza de fruta de tu elección
  • Requesón con miel
  • Galletitas saladas integrales con aguacate
  • Bagel integral con mermelada y una taza de té verde
  • Galletitas saladas integrales con salmón ahumado y queso en crema

Si quieres recetas más elaboradas prueba con este vídeo:

¡Esperamos que este post te haya sido útil! Si tienes algún truco o secreto para ganar músculo o equilibrar tu dieta ¡por favor compártelo con nosotros! Del mismo modo, si conoces más meriendas fitness y quieres compartirlas con nosotros, ¡adelante, te leeremos encantados!

New Call-to-action