costumbres japonesas

Japón está casi en la otra punta del mundo, así que no nos tiene que extrañar que la cultura y las costumbres japonesas nos resulten un tanto exóticas. Para lo bueno y para lo malo, estas son las costumbres japonesas que debes conocer antes de visitar el país nipón.

 

Las mejores costumbres japonesas

Una de las costumbres japonesas más icónicas es la importancia que le dan al respeto. Aunque haya sido ampliamente mitificado con representaciones de samuráis en todo tipo de series y películas, lo cierto es que los japoneses se preocupan mucho por tratar con el máximo respeto a los demás.

Los ejemplos más destacados de esta preocupación son los apelativos con los que se dirigen al hablar. San o sama son sufijos necesarios que hay que añadir detrás del nombre (o mejor aún, del apellido) si no queréis faltar al respeto a un desconocido.

Otro ejemplo claro de las muestras de respeto hacia los demás son las reverencias. Hay miles de reverencias, y saber como ejecutarlas a la perfección según cada situación es todo un arte. Para los turistas, no hace falta hacer una dogeza a cada esquina, sino que con una simple inclinación de la cabeza bastará.

 

New Call-to-action

 

La individualidad está sobrevalorada

Muy relacionado con el respeto por los demás, encontramos la importancia del colectivo, que es mucho mayor a la del propio individuo. Esta es una concepción difícil de apreciar fuera de los países asiáticos, aunque lo podamos llegar a entender por puro pragmatismo: en ciudades con millones y millones de habitantes, es mucho más importante el respeto de las normas básicas de conducta.

Esta costumbre japonesa se vive a diario en los trenes de Tokyo. Dentro de los vagones, el silencio es sepulcral y nadie hablará por teléfono, ya que hay que evitar molestar a los compañeros de trayecto.

En los trenes encontramos también otras muchas curiosidades. Una de las más conocidas es la existencia de empleados de los andenes que se dedican a empujar a la gente para que entren en los vagones llenos a reventar. También nos puede chocar el hecho que haya vagones exclusivos para mujeres y niños en las horas punta, así como ver a menudo una escena rara pero entrañable: gente que se duerme en los hombros de desconocidos con los que comparten asiento.

 

Los baños públicos y las aguas termales

Una de las costumbres japonesas más apreciadas son los sento y los onsen. Los sento son el equivalente a los baños públicos (podemos encontrarlos también en hoteles y apartamentos), donde la gente se baña en compañía de completos desconocidos.

La peculiaridad recae en qué las baños calientes sólo se usa unan vez te has lavabo cuidadosamente a parte, y tan sólo como fuente de relajación. Los onsen son la versión japonesa de los spa, pero tan ancestrales y venerados como podrían serlo los baños termales romanos. Si viajas a Tokyo, visitar un onsen es una de las mejores escapadas para huir de la ciudad un par de días.

 

Las curiosidades de Japón más sorprendentes

Hacer ruido mientras se sorben los fideos del ramen, los maid café o la omnipresencia de las máscaras para taparse la boca y la nariz son algunas de las curiosidades de Japón más sorprendentes. Pero quizás no conozcas estas otras costumbres que pueden parecerte de lo más extraño.

  • En los supermercados hay frutas (especialmente melones) carísimas, de más de 100 euros la pieza. ¿Quién compra una fruta por esa cantidad de dinero? ¡Más gente de lo que te crees! En Japón es costumbre traer fruta a los amigos o familiares después que hayan superado una enfermedad y, cuanto más cara sea, mayor será la muestra de aprecio.
  • Los empleados japoneses se duermen en el trabajo. Y está bien visto por sus jefes. Dormirse en el trabajo demuestra darlo todo hasta la extenuación, y por eso se valora positivamente.
  • A pesar que haya comida rápida en todos los supermercados, comer mientras andas por la calle está muy mal visto.
  • No sé puede fumar mientras se anda, y hay que fumar en rincones señalizados. ¿Por qué? Pues para evitar quemar por accidente a otras personas con la punta encendida del cigarro.

¿Conocías todas estas costumbres japonesas? ¿Te ha sorprendido alguna de las curiosides de Japón? Si a ti también te sorprendió algo cuando visitaste Japón, cuéntanoslo en los comentarios.

 

New Call-to-action