kanji fuego

Aprender la escritura japonesa puede parecer una misión imposible. Pero cada vez hay más y más españoles que quieren aprender japonés y, con esfuerzo y dedicación, logran sumergirse en el mundo de los kanjis y salirse con la suya. Para todos ellos, el Kanji fuego seguro que ha quedado impreso en su memoria de por vida, ya que es uno de los primeros que debes aprender.

 

New Call-to-action

 

Lo primero: la escritura japonesa y los kanjis

El japonés, que para muchos es uno de los idiomas más difíciles del mundo, además de dos alfabetos simples (el hiragana y el katakana), tiene miles y miles de caracteres para cada palabra y/o significado: los kanjis. Algunos de los kanji, como el kanji fuego, son pictogramas -es decir, el propio trazo de la letra representa el significado, como si se tratara de un dibujo.

Sin embargo, no todos los kanjis son pictogramas. Muchos de ellos, sobre todo los kanjis que representan ideas más abstractas, son ideogramas (simples o compuestos). Otros muchos kanjis son simplemente radicales, es decir, dan indicadores sobre el significado de la palabra y como pronunciarla.

Además, para hacerlo todavía más complicado, hay muchísimos kanjis con más de una lectura y significado. Así pues, 楽 (gaku) significa ‘música’, pero 楽 (raku) se refiera a ‘placer’.

 

Cómo escribir el kanji fuego

Una vez sabemos qué es un kanji, vamos a probar de escribir uno de los más sencillos y representativos: el kanji fuego 火. Es emblemático porque es uno de los cuatro elementos primordiales, pero también porque se usa para escribir uno de los días de la semana, el martes.

El kanji fuego está compuesto por cuatro trazos, que se deben escribir siempre por el mismo orden (esta es una de las normas más básicas y importantes de la escritura japonesa), de este modo:

  • Primero dibujaremos (o escribiremos) el pequeño trazo suelto de la izquierda, y lo haremos de arriba a abajo:
  • Entonces dibujaremos otro trazo pequeño, igual al anterior, a la derecha: ‘ 
  • Acto seguido, subiremos el pincel hasta arriba y bajaremos hacia la izquierda, pasando entre las dos líneas cortas y como si estuviéramos cerrando un paréntesis: )
  • Por último, Desde la mitad del anterior trazo, le dibujaremos una pata que saldrá en diagonal hacia abajo a la derecha.

Ahora, tan sólo te falta aprender cómo leerlo: el kanji fuego (火) puede leerse como ‘hi’ o como ‘ka’.

Si queremos decir ‘fuego’, tan sólo debemos escribir 火 y leerlo como ‘hi’.

Pero no será así si lo usamos como su segundo uso más habitual. Como parte de la palabra “martes”, tendremos que acompañarlo de los kanjis que simbolizan el ‘día’ y leerlo como ‘ka’: 火曜日 (kayoubi).

 

La importancia del orden en la escritura japonesa

Tal y como lo hemos visto, en la escritura japonesa es muy importante el orden en qué se dibujan los trazos. Y más especialmente al escribir kanjis. Esta tradición es herencia de la escritura con pincel y tinta, pero es también muy necesaria porque nos obliga a escribir de forma distinta kanjis muy parecidos entre sí, de tal manera que puedan ser distinguidos entre ellos (¡aunque no siempre con facilidad!).

 

New Call-to-action