iniciacion yoga

Si buscas una forma distinta de ejercitarte, si últimamente sufres demasiado estrés o si siempre te ha llamado la atención el yoga pero nunca has sabido por dónde empezar, ¡bienvenida/o, has venido al artículo indicado! En Umai Blog hoy haremos una iniciación al yoga mostrando lo que necesitáis para practicarlo, algunas posturas básicas y dar algunos consejos para disfrutar al máximo de la práctica del yoga.

Antes de nada, sin embargo, debemos recordar que el yoga está estrechamente relacionado con el hinduismo y el budismo, por lo no podemos desligar el yoga de la meditación sin que dicho ejercicio pierda el sentido. Si esta meditación decidimos enfocarla hacia lo espiritual o no depende de cada uno, aunque no debemos olvidar que esta práctica surgió de la religión por lo que su orientación es clara.

¿Y qué necesito para mi iniciación al yoga?

La lista de la compra es tan corta como económica:

  • Ropa cómoda: para practicar yoga no necesitas más que estar lo más cómoda/o posible, por lo que cualquier ropa que te permita libertad de movimiento vale.
  • Alfombrilla: la mayoría de escuelas de yoga ya ofrecen alfombrillas o las prestan en alquiler, aunque nunca está de más tener una propia por si acaso ¡y para practicar en casa!
  • Calzado: ¡ninguno! En la mayoría de escuelas el yoga se practica a pie descalzo, por lo que no necesitas comprar ningún tipo de calzado especial.
  • Ganas de aprender
  • ¡Y ya estás lista/o para empezar a practicar yoga!

¿Qué posturas de yoga me recomiendas para empezar?

Lo más importante para empezar a practicar yoga es no agobiarse por las posturas, ya que es el resultado opuesto al que buscamos, que es relajar nuestro cuerpo y mente, por lo que recomendamos que pruebes primero las posturas más básicas y sencillas y vayas escalando desde ahí la dificultad, en lugar de intentar realizar las más complejas de entrada por ser las más llamativas.

Teniendo esto en cuenta, una de las primeras posiciones que os recomendamos es la balasana o postura del niño, esta consiste en arrodillarnos en el suelo (o sobre la alfombrilla) procurando que los talones y el trasero se toquen mientras que, por otra parte, intentamos tocar el suelo con la frente y extendemos los brazos hacia adelante lo más posible tocando el suelo con las palmas.

Otra posición sencilla por la cual puedes empezar es la tadasana o postura de la montaña, esta posición pretende hacer que ganes conciencia del propio cuerpo a partir de la posición erguida. Estando de pie, con los pies en paralelo, puedes empezar con los brazos extendidos hacia abajo con las palmas hacia el frente y acabar con los brazos extendidos hacia arriba con las manos en posición de oración con una serie de posiciones intermedias que puedes consultar en cualquier página sobre página sobre yoga, teniendo sobre todo en cuenta que lo más importante es que estires al máximo y prestes especial atención a la respiración, o también puedes seguir este sencillo y práctico tutorial.

Vídeo: Aprende yoga de la mano de expertos

 

Recomendación

Finalmente te recomendamos que, sobre todo, empieces por posturas sencillas como la ardha matsyendrasana, o media torsión sentada, la postura del loto o la marjaryasana, o postura del gato, por ser sencillas y de fácil ejecución. Esto te permitirá que puedas meditar en mayor medida que si tuvieras que estar preocupándote por conseguir una postura más compleja.

Esperamos que os haya gustado este artículo sobre la iniciación al yoga, si es así ¡no olvides dejar un comentario! Ya sea sobre lo que os han parecido las posturas que te hemos sugerido o tu experiencia personal con el yoga.

New Call-to-action