infusiones disgestivas

Es habitual consumir infusiones digestivas después de comer. Contribuyen a facilitar el proceso de digestión y son muy sabrosas. Té verde, manzanilla, hinojo, comino, menta, anís, tomillo, melisa, regaliz o jengibre, son infusiones digestivas muy beneficiosas. ¿Quieres saber más?

 

New Call-to-action

 

Las infusiones digestivas son muy beneficiosas para la salud. El hábito de consumir infusiones digestivas contribuye a facilitar digestiones, depurar el hígado, hidratar el organismo, perder peso y disminuir el estrés.

 

Beneficios de las infusiones digestivas:

  • Produce saciedad: Evita que comamos demasiado postre.
  • Favorece la digestión: Facilita la digestión de los alimentos.
  • Contribuye a depurar el hígado: Elimina toxinas.
  • Quema-grasas: Algunas infusiones, como el té verde, aceleran el metabolismo y, por tanto, facilita la quema de grasas.
  • Ayuda a conciliar el sueño: La melisa relaja el sistema nervioso y favorece el sueño.

 

¿Qué favorece una mala digestión?

  • El sedentarismo: Un estilo de vida sedentario contribuye a la mala circulación y a una pobre capacidad digestiva. Mantener a nuestro cuerpo en forma mediante el ejercicio físico produce un correcto funcionamiento del metabolismo y esto beneficia la digestión.
  • Mala alimentación: Consumir platos preparados o ricos en grasas o azúcares dificulta las digestiones. La comida procesada no aporta nutrientes básicos.
  • Saltarse las comidas: Debemos hacer 5 ingestas diarias, en porciones proporcionales a nuestro desgaste físico. No debemos ingerir más calorías de las que quemamos.
  • Comer demasiado deprisa: Produce gases y mala digestión. Tampoco es bueno comer entre horas.
  • Hígado en mal estado: Un hígado intoxicado o inflamado influye directamente en el proceso digestivo, haciéndolo más complicado.
  • Estrés: Comer con estrés produce malas digestiones. Se recomienda comer sentado y en estado de calma.

 

Infusiones digestivas:

  • Poleo Menta: El poleo menta es muy popular en las sobremesas. Esto es debido a sus múltiples propiedades digestivas. Su sabor es muy agradable.
  • Manzanilla: Contribuye a digerir la comida además de ser relajante. Ayuda a reducir el colesterol y a conciliar el sueño.
  • verde: Acelera el metabolismo y contribuye en la quema de grasas. Además, aporta energía y facilita la digestión.
  • Melisa: Ayuda a conciliar el sueño y relaja la musculatura y el sistema nervioso. Los estados de relajación benefician la absorción de nutrientes.
  • Comino: Es antiespasmódico. Disminuye las fermentaciones en la flora intestinal y reduce los gases.
  • Hinojo: Alivia las molestias estomacales. Regula el colesterol y la hipertensión. Combate el síndrome del colon irritable.
  • Anís: Combate las flatulencias y facilita la digestión. Abre el apetito y beneficia la mejora de dolencias respiratorias.
  • Tomillo: Propicia la mejora de dolencias estomacales. Espasmos, dolores o gases, entre otros trastornos.
  • Regaliz: Regula la digestión y estimula el funcionamiento de los riñones. Combate el estreñimiento y protege el hígado. Mejora úlceras, gastritis y la acidez estomacal.
  • Jengibre: Es antioxidante, combate el estrés y previene el envejecimiento celular. Facilita los procesos digestivos, es anti-inflamatorio y estimula la libido.

Añadir una infusión digestiva a nuestra sobremesa es un hábito que puede contribuir a mejorar nuestras digestiones. Sustituir el café por un té verde o cualquier otra infusión digestiva facilitará el proceso digestivo y la absorción de los nutrientes.

Hay infusiones para todos los gustos. ¡Elige tu preferida!

 

New Call-to-action