gyozas al vapor

Si has ido alguna vez a un restaurante asiático, seguro que has provado alguna estas delicias fritas llamadas gyozas. Pero, ¿has probado alguna vez las gyozas al vapor

¿Qué es exactamente una gyoza?

Una gyoza es una bola de masa (o bollo) rellena de carne y/o verduras hervida y, a menudo, frita. La masa es muy fina y tiene forma de crestas. Aunque sean originarias de China (allí se llaman jiaozi), son muy  populares en Japón (gyoza) y en Estados Unidos (dumplings).

Una vez rellenas de carne de cerdo, de cebolleta, ajo y todo tipo de verduras, las gyozas se acostumbran a congelar primero para darles consistencia antes de cocinarlas. Una vuez fuera del congelador, hay tres formas clásicas de cocinarlas:

  • Pasarlas por la sartén con un poco de aceite vegetal.
  • Freírlas en un freídora (o en aceite abundante) para que queden bien crujientes.
  • Hervirlas y servirlas remojadas en la misma agua con las que se cocinan.

Sin embargo, hay otro método para sacar a relucir todo su sabor y evitar freírlas: las gyozas al vapor.

New Call-to-action

Gyozas al vapor: una delicia que podemos hacer en casa

Lo mejor de las gyozas es que siempre puedes tenerlas preparadas en el congelador. Tan sólo es cuestión de prepararlas en cantidad una sola vez, o, si lo prefieres, de comprarlas ya congeladas en una tienda especializada en productos asiáticos.

Para cocinarlas al vapor, prepararemos una olla bien grande (o un wok, si tenemos uno en casa) con agua hasta la mitad. Una vez empiece a hervir, bajamos a fuego lento.

Para pasar las gyozas por el vapor a la manera oriental, vamos a necesitar una cesta de bambú para colocarlas encima de la olla durante 10-15 minutos. Dos trucos importantes: remojad antes la cesta con spray de cocina para evitar que se peguen, y evita que las gyozas se toquen entre ellas.

Ahora solo nos faltará servirlas al plato y mojarlas en su salsa para saborearlas. Para lograr una explosión de sabor, os recomendamos mezclar salsa de soja con un poquito de vinagre, aceite de sésamo y semillas de pimiento picante.

 

Aprende los detalles de esta receta: Gyozas con trufa (vídeo)

Gyozas de pollo: un plato equilibrado

Si te atreves a preparar gyozas al vapor en casa, una opción interesante es hacer gyozas más grandes y servirte un par como plato principal. En este caso, la mejor opción para el relleno es la carne de pollo troceada y mezclada con lechuga, cebolleta, jengibre, ajo, aceite de sésamo y tamari.

Si prefieres pasarlas por la sartén, también puedes probar a utilizar aceite de coco. A la hora de servir las gyozas de pollo, podemos acompañarlas con un poco de ensalada y rociarles un poco más de salsa tamari.

Y tu, ¿también eres fan de las gyozas? ¿Has provado de hacerlas en casa? ¡Cuéntanos tu experiencia!

 

New Call-to-action