Falta de magnesio

¿Has sentido calambres o dolores de cabeza más frecuentes de lo que se podría considerar habitual? ¿Sufres síntomas de hipertensión? Tal vez tengas una carencia de magnesio. Si quieres asegurarte, hoy te contamos cómo saberlo.

 

¿Qué es el magnesio y cómo afecta su carencia a mi organismo?

  • El magnesio es un mineral muy necesario para el correcto funcionamiento de nuestro organismo. La falta de magnesio puede afectar negativamente a nuestro cuerpo de múltiples formas.
  • Calambres, náuseas, vómitos, dolor de cabeza, fatiga, entumecimiento, debilidad, hormigueo, hipertensión, nerviosismo e insomnio son algunos de los síntomas que podrían indicarnos que estamos ante una falta de magnesio.
  • Entre otras cosas, el magnesio equilibra otros minerales en nuestro organismo tales como el calcio, el cobre o el hierro. Además, es responsable de crear nuevas células e incide sobre el correcto funcionamiento de los riñones y del corazón.
  • Facilita la digestión, produce energía y activa el sistema nervioso. La falta de magnesio puede desequilibrar todos estos procesos, traduciéndose esto en síntomas como calambres, dolores de cabeza e hipertensión.

Como ves, el magnesio es un mineral de vital importancia en el equilibrio adecuado de nuestro cuerpo. Una falta de magnesio puede generar enfermedades o dolencias graves, que podrían evitarse simplemente aumentando la ingesta de alimentos que lo contengan.

 

New Call-to-action

 

¿Qué puedo hacer si creo que existe una falta de magnesio en mi organismo?

Para equilibrar nuestro organismo, debemos recordar que la ingesta diaria recomendada de magnesio es de 143 miligramos a 266 miligramos. Sin embargo, si en nuestra dieta consumimos altas dosis de calcio o vitamina D, deberíamos aumentar la ingesta diaria.

 

Para aumentar la ingesta de magnesio, debemos consumir alimentos que la contengan.

Alimentos ricos en magnesio:

  • Brócoli
  • Vegetales de hoja verde: Acelgas, espinacas, lechuga, perejil…
  • Calabaza
  • Pescado
  • Patata
  • Legumbres: Guisantes, lentejas…
  • Levadura de cerveza
  • Germen de trigo
  • Cacao puro
  • Frutas: Aguacate, plátano, ciruela, manzana, albaricoque, melocotón, ciruela…
  • Cereales: Arroz integral, avena…

Si sospechamos que tenemos alguna falta de magnesio, lo primero que debemos hacer es consultar con nuestro médico de cabecera. Sin embargo, añadir o aumentar la ingesta de los alimentos anteriormente citados, contribuirá al aumento de este mineral en nuestro organismo.

 

Beneficios del aumento de magnesio en nuestro organismo:

  • Mejora la conciliación del sueño.
  • Relaja la musculatura.
  • Equilibra el sistema nervioso.
  • Colabora en la absorción del calcio.
  • Reduce ataques epilépticos.
  • Alivia dolores musculares.
  • Combate el asma y la bronquitis.
  • Crea colágeno (muy importante para cartílagos, tendones y esqueleto).
  • Refuerza el músculo cardíaco.
  • Re-equilibra el PH de nuestro organismo.

 

Una adecuada ingesta de magnesio puede ayudarnos a prevenir enfermedades graves. Y es que mantener nuestro organismo equilibrado es muy eficaz para combatir dolencias comunes.

¿Por qué no pruebas a aumentar la ingesta de alguno de los alimentos o a incluirlos de forma habitual en tu dieta? Una simple macedonia de frutas, o el aumento de los vegetales de hoja verde o las legumbres pueden ayudarte a librar a tu organismo de la falta de magnesio.

¿Has sentido alguno de los síntomas de la falta de magnesio? ¿Les has puesto freno? ¿Cómo? Si es así, cuéntanoslo compartiendo tu comentario. Nos encantará saber cómo lo has hecho.

 

New Call-to-action