dieta volumen limpio

Todavía hay mucha gente que cree que, para ganar músculo, todo es cuestión de hacer ejercicio y de comer cantidades ingentes de arroz, pollo y pasta. Pero para desarrollar la musculatura de forma efectiva no basta con esto. Hace falta una dieta volumen limpio adecuada a los hábitos y la genética de cada persona.

 

¿Qué es el volumen limpio?

Para desarrollar músculos, es evidente que se deben consumir más calorías de las que se gastan a lo largo del día. Sin embargo, comer más cantidad no te asegura para nada transformar toda esa comida extra en músculos, sino que, si no se planifica cuidadosamente, también puede acabar transformándose en grasas.

 

New Call-to-action

 

Una dieta volumen limpio es, pues, precisamente, aquella dieta que te permite aumentar de tamaño corporal desarrollando músculos y sin generar grasas indeseadas.

Para ello, es necesario realizar una serie de cálculos precisos. Porque, evidentemente, una persona ya muy musculada o que entrene para culturismo o halterofilia no va a necesitar la misma cantidad de calorías que alguien que empieze de cero. Ni, por supuesto, tampoco todos generamos o quemamos grasas al mismo ritmo biológico.

Hay gente con mucha más facilidad para desarrollar músculos que otras personas, y viceversa. Por eso no tiene sentido pensar automáticamente en miles de kilocalorías de arroz y pollo para todo aquél que quiere ganar peso limpiamente.

 

Alimentos de una dieta volumen limpio

Una buena dieta limpia debe contener almenos un 30% de proteínas. La proteína jugará un papel muy importante, ya que es la fuente de aminoácidos necesarios para crear nuevas fibras musculares.

Una de las fuentes de proteína más interesantes es el salmón. No sólo por su alta cantidad de proteínas, sino porque las pocas grasas que contiene son muy saludables. Su omega-3 contribuye a mantener fuertes tus articulaciones y evitará que sufran demasiado durante tus ejercicios.

De forma similar debemos fijarnos en el pollo. Aunque sea un tópico, la verdad es que el muslo de pollo (sin la piel) no es sólo de alta utilidad en una dieta de volumen limpio por sus proteínas. Además resulta también muy interesante porque es muy fácil cocinarlo de mil y una maneras distintas, por lo cual aportará más variedad a la dieta y evitará que nos cansemos de la dieta limpia.

Uno de los alimentos de moda es, sin lugar a dudas, el aguacate. Será tu mejor fuente de grasas de alta calidad, junto con una buena cantidad de fibra. Si hay que elegir una entre las mil fuentes de grasas que hay a nuestro alrededor, el aguacate es la mejor opción.

No tenemos que olvidarnos por completo de los carbohidratos. Una buena fuente de energía matutina (y antes de realizar el ejercicio) es la quinoa. Una vez la incorpores en tus comidas, descubrirás por qué es el mejor combustible para el cuerpo.

Por último encontramos un súper-alimento por su gran versatilidad que nos permitirá añadirlo en todo tipo de platos: la leche de coco. Contiene muchas (¡y buenas!) calorías concentradas, además de aceites MCT. Estos lípidos son muy importantes, porque, en lugar de convertirse en grasas acumuladas, son fácilmente transformados por nuestro organismo en energía.

 

New Call-to-action