dieta japonesa

Japón es el país con la esperanza de vida más alta del mundo. 84 años de promedio, para ser exactos (un par más que España). Además, la obesidad, una de las causas más importantes de enfermedades en el mundo occidental, sigue siendo muy inferior entre los japoneses. ¿Cuál es su secreto? La dieta japonesa, que es uno de sus fuentes principales de su salud.

 

New Call-to-action

 

Dieta japonesa: fuente de salud

La dieta japonesa ha sido recientemente muy estudiada, ya que, además de evitar la obesidad, también ayuda a prevenir el cáncer. La mayoría de estudios señalan la gran variedad de vegetales y de legumbres presentes en sus platos como los responsables de este logro. ¿Por qué? Pues porque aportan muchos y muy variados nitratos y, junto a las algas, altas cantidades de fibra.

Otro factor clave a tener en cuenta de la dieta japonesa es la presencia de pescado. El sashimi (sin salsas ni otros añadidos) es una riquísima fuente de pescado y, por lo tanto, de aceites y omegas muy buenos para nuestro organismo.

También hay que destacar la presencia de fermentados, como el miso. Aunque la sopa de miso tenga demasiadas grasas, eso no quiere decir que el miso, por si solo, nos ayuda a enriquecer nuestra flora intestinal.

 

Platos pequeños y variados

El menú tradicional japonés consta de, por lo menos, tres o cuatro platitos y un plato de carbohidratos o carne (o pescado). Uno de ellos es siempre sopa, y los demás cuentan con la presencia de muchas verduras, legumbres y algas.

También es muy importante el uso de los palillos. Comer con palillos nos obliga a comer más paulatinamente, y cogiendo menos cantidades cada vez que nos traemos comida a la boca. Esto, aunque pueda parecer anecdótico, evita que comamos compulsivamente. Así, damos tiempo a nuestro cerebro a procesar la cantidad de comida que estamos ingiriendo, y nos sentimos llenos mucho antes.

 

Platos japoneses especialmente sanos

Primero de todo, vamos a descartar toda la comida calórica japonesa. ¡Así que ni ni ramens ni okonomiyakis por un día!

Si nos centramos en los mejores platos con alimentos hipocalóricos y saludables de Japón, estos son los qu configuran el top 5:

  • Sashimi: como hemos visto, el sashimi es una muy buena fuente de proteínas y aceites saludables.
  • Edamame: de entre todos los aperitivos del mundo, el edamame es sin duda el más saludabe. Estas vainas de soja sacian tu apetito ¡a base de fibra y proteína vegetal!
  • Hiyayakko: este refrescante plato combina tofu, jengibre y daikon. De nuevo, una fuente sabrosa y saludable de proteína y fibra vegetal con una infinidad de nutrientes esenciales.
  •  Setas shiitake: muchas proteínas en muy pocas calorías. Además, es un buen protector cardiovascular.
  • verde: un antioxidante muy potente, que además te relaja y te ayuda a quemar grasas. ¿Qué más le puedes pedir?

¿Conocías ya todas las virtudes de la dieta japonesa y sus platos más sanos? ¿Cuál es tu favorito? ¡Cuéntanos tu experiencia con la comida japonesa!

 

New Call-to-action