dieta asiatica

¿Sabías que la dieta asiática es una de las más saludables? Además de ayudar a perder peso, es muy positiva para evitar enfermedades crónicas. El pescado y los alimentos de origen vegetal son la base de la dieta asiática. Este tipo de dieta es la responsable de la longevidad de los japoneses.

La dieta asiática propone una alimentación basada en el equilibrio. Las porciones deben ser reducidas y se centra en los alimentos de origen vegetal. El arroz, las verduras y la fruta se consumen con asiduidad. Deben evitarse las carnes rojas y los lácteos.

En la dieta asiática la comida más importante del día es el desayuno. Además, acompañan sus rutinas con largos paseos, a pie o en bicicleta. Es por eso que la tasa de obesidad en Japón es muy baja. La longevidad es otra característica muy típica del pueblo nipón.

 

New Call-to-action

 

Características principales de la dieta asiática:

  • Evita los lácteos de origen animal. Por eso propone la leche de coco, arroz, soja o almendra.
  • Usan platos pequeños. De este modo, las raciones son más reducidas.
  • El consumo de pescado es diario, siempre fresco y de temporada.
  • Rechazan las bebidas frías durante la comida. Eso facilita la digestión. Proponen una taza de té verde, muy popular y diurético.
  • Introducen el consumo de sopas en la dieta de forma regular. Son hidratantes, saludables y nutritivas.
  • Se recomienda siempre consumir tres partes de verdura por cada parte de carne.
  • No es recomendable consumir postre todos los días.
  • Evitar el pan, las harinas refinadas y los dulces demasiado empalagosos.

 

La dieta asiática es fácil de preparar, ya que no exige demasiado tiempo. Las verduras al wok, el arroz blanco (aunque también el negro, el rojo o el marrón), y los pescados frescos y crudos (sashimi) son recetas fáciles y accesibles.

La dieta asiática puede contribuir a nuestra longevidad. El pueblo japonés es uno de los más longevos y saludables. Normalmente, superan los noventa años. La meditación y la dieta asiática son los principales responsables de tal longevidad.

 

Dieta asiática: ¿Qué puedo comer?

  • Desayuno: Una taza de té verde, un bol de arroz blanco y una sopa de miso.
  • Media mañana: Frutos secos como almendras, nueces o una pieza de fruta fresca de temporada.
  • Comida: Un tazón de ramen, un bol de arroz, sashimi y una taza de verde.
  • Merienda: Una taza de té verde acompañado de un dango (buñuelo japonés), un dorayaki o de un rico matcha roll cake.
  • Cena: Salmón marinado con miso o pescado blanco con salsa de setas. Un bol de arroz con curry y varios cortes de sashimi (salmón o atún).

 

Ventajas de seguir la dieta asiática:

  • Previene enfermedades crónicas.
  • Ayuda a perder peso.
  • Asegura el consumo mínimo de Omega 3 ya que propone el consumo regular de pescados azules.
  • Fortalece el sistema inmunológico.
  • Favorece el tránsito intestinal por su alto contenido en fibra.
  • Colabora a bajar el colesterol.

 

La dieta asiática es muy recomendable si queremos perder algo de peso. Es fácil, saludable y sabrosa. Incluir el té verde, los pescados frescos y aumentar el consumo de fruta y verdura de temporada son la base de esta dieta.

¿Por qué no pruebas a vivir como un asiático durante un tiempo? Come sano, haz deporte y disfruta de las cosas sencillas. La meditación y la búsqueda del equilibrio y la calma pueden hacer que comiences a ver el mundo desde otra perspectiva.

Además, tu figura y tu salud te lo agradecerán. ¡Prueba algo nuevo!

 

New Call-to-action