bebidas sanas

Saber elegir qué beber o qué bebida es más sana resulta una auténtica ventaja. Las bebidas sanas son aliadas de nuestra salud y de nuestra figura. ¿Quieres saber más?

Las bebidas sanas son una sabia elección si pretendemos ponernos en forma. Hidratar nuestro cuerpo mientras consumimos bebidas sanas es imprescindible para mantenernos en forma.

 

New Call-to-action

 

Existen muchas bebidas sanas. Un buen ejemplo de ello es el té verde. El té verde es antioxidante, adelgazante y rejuvenecedor. Se relaciona la longevidad de los japoneses con su consumo habitual de té verde.

 

Bebidas sanas: ¿Qué puedo consumir?

  • Zumos naturales: Los zumos de frutas naturales son grandes aliados de nuestra nutrición. Piña, pera, naranja, fresa, kiwi, mango… Las posibilidades son infinitas. Prueba a mezclar varias y te sorprenderás.
  • Smoothies: Consiste en mezclar frutas y verduras en una bebida sana. Un buen ejemplo es el smoothie de melón, kiwi y pepino.
  • Té verde: Contiene propiedades adelgazantes. Combate el envejecimiento y aporta vitalidad y energía. Ayuda a mejorar la memoria.
  • Gazpacho: El básicamente un zumo de verduras. Resulta muy nutritivo y sabroso.
  • Sopa de frutas: Las sopas de frutas (melón, sandía, fresa) son sabrosas y bajas en calorías. Resultan una de las bebidas sanas más atractivas.
  • Té verde matcha: Contiene un fuerte poder antioxidante. Acelera el metabolismo favoreciendo la quema de grasas. Es diurético y ayuda a eliminar líquidos.

 

Bebidas sanas: ¿Qué debo evitar?

  • Bebidas azucaradas: Los refrescos de lata azucarados son nocivos y aportan calorías vacías que acaban por convertirse en grasa. Debemos evitarlos en la medida de lo posible.
  • Batidos envasados: Tienen demasiado azúcar. Además, su alto contenido en grasa lo hace poco recomendable.
  • Alcohol: Sus calorías son vacías y no aportan nutrientes.
  • Zumos azucarados: Suelen tener azúcares añadidos y no son recomendables dentro de una dieta equilibrada.
  • Horchata: Contiene muchas calorías y demasiado azúcar.

 

¿Por qué debo incluir bebidas sanas en mi dieta?

  • Las bebidas sanas aportan nutrientes. Son necesarias para el correcto equilibrio de nuestro organismo. Fortalecen y estimulan el sistema inmune. Y además pueden ser muy sabrosas y atractivas.

 

¿Cómo incluyo las bebidas sanas en mi dieta?

  • Desayuno: Elabora un zumo de naranja para acompañar el desayuno. Puedes además sustituir el café diario por una taza de té verde. Unas tostadas de pan integral con queso fresco y tomate pueden ser una buena fuente de energía y acompañamiento.
  • Media mañana: Un sabroso smoothie puede ser la opción perfecta para el tentempié. Acompáñalo de un sándwich de pan integral con pavo, lechuga y tomate.
  • Comida: El gazpacho puede ser consumido como bebida perfectamente. Ligero y saciante puede acompañar a una ensalada de pollo o una tortilla francesa con jamón y queso.
  • Merienda: Un té verde con bizcocho de zanahoria o calabaza puede ser la opción perfecta.
  • Cena: Una buena limonada puede ser el perfecto acompañante de un pescado de temporada en papillote o a la brasa (también vale al horno con verduras).

 

Incluir las bebidas sanas a nuestra dieta es más una cuestión de hábito que de esfuerzo. Acostumbrarnos a ellas depende de nosotros. Son fáciles, asequibles, saludable y sabrosas.

¿Qué más podemos pedir?

 

New Call-to-action